El marcaje de hojas o piezas de polipropileno en serigrafía o tampografía en ocasiones puede plantear un reto por los problemas de adherencia que plantea este material.

El Polipropileno es un polímero termoplástico de bajo coste que tiene una extraordinaria resistencia a los disolventes y los productos químicos. Pertenece a la familia de las poliolefinas. Se suele emplear para la fabricación de piezas por inyección, soplado o extrusión y lo encontramos en innumerables objetos que llegan al taller de serigrafía para su personalización.  Su baja tensión superficial plantea dificultades para que las tintas puedan mojar la superficie y por lo tanto conseguir una buena adherencia.  Los fabricantes de láminas de polipropileno las suministran con tratamientos superficiales para ayudar a la impresión, como el tratamiento corona, aunque este efecto desaparece con el paso del tiempo.

Hoy queremos rendir mención a la tinta de serigrafía POLYDYNE, una gama de colores especialmente diseñada para le impresión por serigrafía de hojas y piezas fabricadas en polipropileno (PP).  Las referencias de esta tinta tienen una gran opacidad para no perder intensidad al imprimir substratos de color, hasta el punto de que muchos talleres la emplean en sus máquinas de tampografía, pese a la poca capa de tinta que deposita este sistema de marcaje.  Es una tinta de un solo componente, que seca al aire en unos 15 minutos aunque se puede acelerar el curado con aire caliente.  Su acabado es satinado y tiene una excelente estabilidad en pantalla, como todas las tintas fabricadas por Fujifilm Sericol.

Muchos impresores tienen comprobado que la adherencia de las tintas Polydyne en el polipropileno sigue siendo óptima aunque el tratamiento corona que recibió el material haya caducado, e incluso en piezas que no han tenido ningún tipo de tratamiento como flameado.

Siempre es aconsejable hacer test de adherencia previos a la tirada de producción porque pueden existir desmoldeantes u otros contaminantes en la superficie de la pieza. También pueden existir partidas de plástico de origen reciclado o con aditivos especiales, que alteren las propiedades del polímero e interfieran con la tinta.

Para terminar, añadiremos la buena resistencia de la tinta impresa a los productos químicos de uso doméstico e industrial como, lejía, detergentes, hidróxido sódico o aceites para motores.

Concluimos destacando que Polydyne es una gama de tinta serigráfica sencilla de trabajar en cualquier máquina de serigrafía o tampografía, manual o automática y muy versátil, pues su adherencia en otros tipos de plástico más populares como ABS, PVC o Poliestireno es excelente.