Hay varias cosas que el impresor puede hacer para asegurarse de que la tinta de impresión UV se cura adecuadamente. Incluso antes de que comience la impresión, podemos hacer varias cosas importantes con los controles de equipo, selección de tinta, e instrumentación

En primer lugar, asegurarse de que su equipo de curado está funcionando correctamente. Regule el mantenimiento del equipo, asegúrese de que el túnel UV funciona correctamente de acuerdo a las especificaciones del fabricante, que las luces y reflectores se limpian con regularidad, y que las luces se alternan adecuadamente. Reemplace las lámparas en el calendario de horas indicado por el fabricante. No espere a que las luces se quemen para sustituirlas. Controle la radiación UV del cabezal o unidad de curado UV con un radiómetro digital. Varios modelos están disponibles de varios fabricantes. Usted puede utilizar un medidor de intensidad regularmente como control de calidad del curado, muchos impresores graban las mediciones del radiómetro por cada pedido de trabajo que tienen. Los  técnicos de los fabricantes de tintas le pueden asesorar en relación con la cantidad de radiación ultravioleta que sea necesaria para curar cualquier serie de tinta UV.

 

Nuestro departamento técnico también puede guiarle en la selección de la serie correcta de tinta Fujifilm Sericol para sus aplicaciones. Usted querrá seleccionar una tinta que sea altamente recomendable por su particular sustrato. Una vez que haya elegido la más apropiada, se puede preparar la tinta para la impresión. Es esencial mezclar completamente sus tintas UV para garantizar que los fotoiniciadores, los monómeros y los aditivos están uniformemente distribuidos a lo largo de la mezcla. Los fotoiniciadores y otros aditivos son más ligeros que las resinas y pigmentos, y tienden a migrar a la parte superior del envase de tinta. Simplemente raspe la capa de color ámbar de la tapa y mézclela a fondo con el resto de tinta del envase. Si este líquido no está bien mezclado,  la mitad superior del envase de tinta en proporción tendrá más fotoiniciadores que la segunda, si no se mezcla bien al usar sólo esta tinta de la parte superior del envase, ¡será la manera más fácil de curar la tinta que usted haya visto. La segunda mitad del recipiente de tinta contendrá proporcionalmente menos fotoiniciadores que la primera y pueden ser más difíciles de curar de lo normal. Un fuerte signo de falta de mezcla es cuando la primera mitad del recipiente imprime y cura fácilmente, mientras, la última mitad simplemente no funciona correctamente. Encontrará que muchas de estas misteriosas maneras de curar y sus problemas desaparecerán cuando las tintas estén bien mezcladas antes de utilizar.

 

Compruebe los elementos que controlan el espesor de su depósito de tinta con el fin de que la película de tinta físicamente se pueda curar. Las variables que afectan a su depósito de tinta incluyen factores tales como: tejido de malla, tensión de pantalla, número hilos y emulsión. En máquina hay factores variables también como la racleta, dureza, perfil, inclinación, presión y velocidad de máquina.

 

Realice sus pruebas antes de imprimir todo el trabajo. Muchas plantas de producción se olvidan de hacer este rápido paso antes de comenzar el trabajo. Es un proceso rápido y fácil, y una parte importante del proceso de control. Una vez que la tinta UV ha sido impresa y curada en el substrato, hay varias cosas que usted puede comprobar. Permita que la hoja impresa se enfríe a temperatura ambiente, a continuación, utilice la nariz. Si usted detecta un fuerte olor a monómero no curado o a tinta, probablemente, no está totalmente curada. Algunas personas prefieren no hacer la prueba de olor, porque algunos monómeros no curados pueden ser un poco desagradables.

 

A continuación, inspeccione la pieza impresa para garantizar que exista un nivel de brillo coherente en toda el área de impresión. Por supuesto, las tintas varían en brillo, pero lo que se busca es igualdad en toda la impresión. Pruebe la firmeza de la aplicación haciendo presión con el dedo en la película de tinta, y luego observe que la tinta no se separa de la superficie del substrato.

La prueba más importante es un Test de Adhesión según norma ISO 2409, que consiste en realizar una cuadrícula cortando la película de tinta, sin cortar el substrato y luego aplicar una cinta adhesiva. Coloque un pedazo de cinta adhesiva fuerte (como TESA 4024 o 4287) en toda la zona cortada, apriétela bien, y a continuación, arranque la cinta con fuerza y de un tirón. Si la tinta está bien curada y bien adherida al substrato, la tinta permanecerá en el substrato y se arrancará con el celo. La curación es generalmente considerada aceptable si no más del 10% de la película de tinta sale con la cinta adhesiva. Si el trabajo requiere de varias capas de tinta, basta con imprimir y poner a prueba múltiples capas. Este test de adherencia es la prueba más eficaz en plásticos, y puede ser algo difícil sobre papel debido a que el substrato en sí, tiende a desprenderse cuando se retira la cinta adhesiva.

 

Tenga en cuenta que todas las tintas UV exhiben un cierto grado de post- curado, donde continuará a endureciendo un poco durante varias horas después de que estar fuera del túnel UV. A veces la adherencia que puede ser mínima justo al salir de la unidad UV puede mejorar significativamente después de varias horas. Nunca es perjudicial hacer la prueba de adherencia incluso más tarde, especialmente si se han impreso varias capas de tinta y puede afectar a la adhesión. También el exceso de curación puede presentar su propio conjunto de problemas.

 

Si se siguen estas sencillas recomendaciones y pruebas obtendrá el mejor curado de tintas UV. Nuestro técnico comercial, le guiará y recomendará cualquier tipo de información técnica relacionada.

 

Diez pasos para conseguir un curado UV coherente y repetible.

 

  1. Compruebe la unidad de curado UV, la velocidad de la cinta de curado y las lecturas del radiómetro.
  2. Compruebe los factores de pantalla, ejemplo: malla, tensión, hilos, espesor de esténcil.
  3. Seleccione la tinta correcta para el substrato, y mezcle cuidadosamente la tinta UV.
  4. Compruebe la configuración de la máquina, ejemplo: distancia de la pantalla, contacto con racleta, presión, ángulo, etc.
  5. Imprima y cure una pieza; deje que se enfríe.
  6. Huela la tinta para comprobar la falta de curación, si es necesario
  7. Comprobar el nivel de brillo.
  8. Prueba del dedo.
  9. Test de adherencia con cuadrícula y cinta adhesiva.
  10. Imprima y cure múltiples capas de tinta, para comprobar la adherencia entre ellas